Extregusta 2020

La mayoría de las empresas participantes apuestan por seguir el próximo año en el Paseo de Cánovas

Fuente: Hoy.es

M. J. T. | CÁCERES.  

 

Extregusta, la feria gastronómica que desde hace seis años se celebra cada primavera en Cáceres, se supera edición tras edición. Ayer echó el broche a tres días intentos, de mucho calor y mucho público, con un volumen de ventas que se cifra en 137.500 tiques. Son 2.500 más que hace un año, según las datos facilitados por Ifeca, la institución ferial de Cáceres, promotora de la actividad. En esta cita el éxito no se mide por asistentes, ya que el recuento de personas, al celebrase en un espacio abierto, es complicado. Por eso, la unidad de medida es el número de tiques despachados. Cada uno cuesta ochenta céntimos y con ellos, el visitante realiza sus pedidos en las casetas. Las tapas elaboradas cuestan 1,60 euros, por lo que es preciso consumir dos tiques.

Hay dos factores que han influido en el éxito de la convocatoria. Por un lado, el buen tiempo. El sol ha acompañado a la feria durante todo el fin de semana. Ayer domingo la temperatura máxima registrada en la capital cacereña fue de 25 grados. El segundo factor ha sido la ubicación. Por primera vez Extregusta se ha celebrado en el Paseo de Cánovas. En sus ediciones precedentes, la feria había tenido lugar en la Plaza Mayor. Las obras de reforma de este último recinto llevaron a la organización a buscar un escenario alternativo y apostaron por el céntrico bulevar. El sitio ha gustado tanto a las empresas participantes (33 en total), que la mayoría apuesta por seguir aquí el año que viene. La decisión, en todo caso, no les compete a ellas. El comité organizador de la feria resolverá esta cuestión en su reunión de mayo.

Extregusta se ha marchado de Cánovas y ha dejado buen sabor de boca entre los participantes y, sobre todo, entre los asistentes. 

 

La feria vendió en la segunda jornada 62.500 tiquets, 2.500 más que en 2010. 

Extregusta se desborda y solicita continuar en el paseo de Cánovas

FUENTE: EL PERIÓDICO EXTREMADURA. SIRA RUMBO.

Un paseo de Cánovas desbordado. El buen tiempo y la situación céntrica animó ayer a miles de cacereños a tomar las tapas en la feria Extregusta, que se celebra desde el viernes en el parque de Cánovas. Desde las 13.30 horas hasta pasadas las 18.30 horas fue prácticamente imposible cruzar el paseo, anegado de personas que se acumulaban en los expositores formando largas colas a la espera de conseguir una tapa o una cerveza.

Solo en la jornada de ayer la feria vendió 62.500 consumiciones, 2.500 más que en el mismo día en la pasada edición y el triple de lo que se vendió durante la primera jornada (20.400). De hecho muchos de los expositores se vieron desbordados por la cantidad de clientes y hacia las 17.00 horas habían agotado todas las existencias. Otros muchos tuvieron que realizar varios viajes a los almacenes de sus restaurantes o empresas para reponer alimentos.

El éxito de asistentes ha llevado a los empresarios a solicitar a la organización que la feria continúe desarrollándose en el paseo de Cánovas en un futuro --esta era la primera vez que se celebraba en esta ubicación, en las anteriores ediciones tuvo lugar en la plaza Mayor o en el pabellón Serrano Macayo--. Sin embargo, el presidente de Ifeca (organizadora del evento), Rafael Robina, explicó que aún deberán reunirse para debatir este asunto. "Cuando pasen unos días nos reuniremos con el comité organizador para debatir la próxima ubicación. Cánovas tiene sus pros y sus contras. Es cierto que tiene sombras y está muy céntrico, pero hay mucha saturación. Falta más infraestructura", dijo.